El parto

10 claves para perder el miedo al parto

Cuanto menos miedo sientas, mejor preparado estará tu cuerpo para el parto. El temor al dolor hace que los músculos estén más tensos y produce respuestas fisiológicas como más sudor y palpitaciones. En cambio, aliviando el temor, evitas todo esto y el útero vuelve a funcionar normalmente, así que conseguirás que el dolor disminuya. El temor a que el bebé sufra también es muy común. Para estar tranquila es básico que tengas confianza en tu médico, que tengas en cuenta todo lo que ha avanzado la medicina y, sobretodo, que tu cuerpo está naturalmente preparado para dar luz.

  1. Infórmate. Debes conocer cada fase del parto, aprender a distinguir las contracciones verdaderas de las que no lo son y saber cómo se practica una cesárea porque nunca se sabe si la necesitarás. Pide información sobre las complicaciones más frecuentes en los partos y cuáles son las posibles soluciones a aplicar. De esta manera, adquieres una mayor conciencia de tu cuerpo y no tendrás ninguna duda de que estás preparada para dar a luz a tu hijo.
  2. Comunicación. Puedes preguntar tus dudas a los médicos e intercambiar consejitos con otras embarazadas. Comparte tus miedos con tu pareja, familiares y amigos.
  3. No seas pesimista cuando sabes que todo va bien. Fuera paranoias. Las pruebas de diagnóstico prenatal,los análisis y las ecografías que te han hecho durante el embarazo deberían tranquilizarte. Apenas el 3% de los recién nacidos presentan algún problema.
  4. Prepárate físicamente. Debes ejercitar, sobretodo, los músculos de las piernas y los glúteos. Esto te ayudará a estar en la mejor forma para el parto.
  5. Resuelve tus dudas sobre la epidural. Es importante recabar información sobre la anestesia epidural, una opción si quieres aliviar el dolor del parto.
  6. Sé optimista. Está comprobado que las mujeres pesimistas tienen partos más dolorosos. En cambio, si piensas en positivo, la experiencia de dar a luz se hace mucho más llevadera. Si tienes esta actitud, liberas más oxitocina, una hormona que te auda a olvidar el dolor y conectar con tu pequeño.
  7. Se realista y fuerte si la situación se tuerce. Si algo va mal, debes hacerte a la idea y poner todo de tu parte para que el parto siga adelante.
  8. Pierde el miedo al parto prematuro. Si tu parto se adelanta, mantén la calma y confía totalmente en tu médico: hará lo que sea mejor para ti y para el bebé, ya sea ponerte oxitocina para favorecer las contracciones, practicar una cesárea o utilizar instrumental para extraer al niño. Sólo un 10% de los partos se adelantan a la fecha prevista. El parto prepaturo es aquel que ocurre antes de la semana 37 del embarazo. Pero aquellos bebés que nacen a partir de la semana 30 hoy en día tienen muchas posibilidades de salir adelante. Sólo tiene que llevar un control riguroso en la incubadora para evitar algunos riesgos de salud. Será duro dejar al bebé en el hospital, pero debes pensar que estará en las mejores manos.
  9. Tranquila, no olvidarás tus clases preparto. Es difícil quedarse en blanco. Lo que has aprendido en las clases saldrá de manera natural. Si de verdad u mente se queda en blanco, sigue las indicaciones del ginecólogo y de la matrona.
  10. El secreto está en la relajación. Debes aprender a relajarte para pasar todo tu embarazo y, especialmente para el parto. Si no tienes suficiente con las clases preparto, puedes apuntarte a clases, de yoga, de natación… Controlar los nervios y perder el miedo hará que tu parto sea mucho mejor.

©2014 Elembarazo.net es una web de Summonpress

Forgot your details?