Gestación

Desarrollo de los sentidos: el oído

desarrollo del oidoDesde el punto de vista anatómico, el oído interno del feto está totalmente desarrollado a partir de la mitad del embarazo. Sin embargo, eso no significa que el feto oiga desde entonces todo lo que pasa a su alrededor. Aunque la función auditiva ha sido, sin duda, la más estudiada, las opiniones siguen siendo divergentes: ¿A partir de qué momento oye el feto? ¿Qué oye exactamente?

El oído comienza a desarrollarse en las primeras semanas de gestación. De la fina piel del embrión se forma una minúscula vesícula a cada lado del cerebro medio, que se convertirá en el oído interno. A continuación, alrededor de la semana ocho de embarazo empieza a crearse el oído externo, con el canal auditivo y la parte externa del tímpano. El oído medio, con los huesos martillo, yunque y estribo, también se intuye ya, a partir de un mínimo abultamiento de la faringe.

Durante este tiempo, no sólo va cambiando la configuración del oído, si no que también lo hace su posición, de forma paralela al desarrollo de la mandíbula. Así, hacia la semana 14 de embarazo los oídos alcanzan su posición final, si bien van a seguir desarrollándose a lo largo de la gestación.

¿Entonces el feto oye?

Lo cierto es que durante el embarazo el bebé reacciona dentro del útero a una gran variedad de sonidos. No olvidemos que se encuentra en un medio que es muy sonoro por naturaleza: latidos del corazón de su madre, ritmo del flujo sanguíneo en su propio cordón umbilical o borborigmos en el intestino materno. También se ha podido comprobar que el bebé percibe, al menos en los últimos tres meses del embarazo, ruidos exteriores como los portazos, la voz de su madre o de su padre, la música que escuchan… y que reacciona a esos estímulos por medio de movimientos. Incluso, responde a sonidos de frecuencia demasiado alta (por ejemplo, ultrasonidos) o demasiado bajos para un oído adulto.

Unas semanas o meses más tarde, el recién nacido se calmará cuando se acurruque contra el “corazón” de su madre: quizá porque mantiene el recuerdo de los latidos escuchados cuando estaba en el útero.

©2014 Elembarazo.net es una web de Summonpress

Forgot your details?