Cambios en la madre

40 semanas de embarazo: cambios en tu cuerpo

Embarazada de 40 semanas: cambios en la madre

embarazada de 40 semanasPoco hay que decir ya de la semana 40 del embarazo. Tu cuerpo ha sufrido muchos cambios (el ombligo, tus pechos, tu útero…). El bebé está encajado y preparado para salir. Pesa más que nunca y notarás que ejerce presión sobre la vejiga. Por tanto, es posible que tengas que orinar con mucha frecuencia. El cérvix (cuello del útero) está dilatado, preparado para el parto.

¿Y tú qué puedes hacer?… Descansa, relájate y estate preparada, el parto está cerca. La hinchazón de tobillos y pies es normal en esta etapa. Pon los pies en alto y tómate los descansos que sean necesarios.

Sabes que hay una serie de señales que te avisarán de que vas a dar a luz:

  • Perder sangre roja brillante
  • Romper el saco amniótico (romper aguas)
  • Tener contracciones regulares e intensas que no paran aunque cambies de postura

Ir a la calculadora de aumento de peso en el embarazo >

Control prenatal: pruebas del embarazo en la semana 40

A partir de la semana 40 del embarazo, tu médico procederá a monitorizarte a tí y a tu bebé. La monitorización fetal sirve para controlar el estado de salud del bebé mediante el registro de la variación cardiaca del feto y de las contracciones maternas. Puede realizarse por vía externa o interna. El monitor fetal evalúa la respuesta del bebé a las contracciones uterinas, registrando su latido cardiaco. De esta forma, al interpretar el registro se puede determinar el riesgo de pérdida de bienestar fetal.

Ver el Calendario de pruebas del tercer trimestre >

El crecimiento del bebé durante la semana 40

A estas alturas, después de 40 semanas de embarazo, el feto tiene el tamaño completo y está listo para nacer. La mayor parte de vérmix (grasa que lo cubre) ha desaparecido, aunque pueden quedar algunos restos en sus pliegues.

Saber más sobre el bebé durante la semana 40 de embarazo >

©2014 Elembarazo.net es una web de Summonpress

Forgot your details?